De PROCESOS a la GESTIÓN DE PROYECTOS.
23651
post-template-default,single,single-post,postid-23651,single-format-standard,wp-custom-logo,theme-bridge,bridge-core-2.3.6,woocommerce-no-js,,qode-page-loading-effect-enabled,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

De PROCESOS a la GESTIÓN DE PROYECTOS.

Todo empieza por una pregunta simple: ¿Cómo puedo conseguir más resultados en menos tiempo? ¿La pregunta parece ser obligada y lógica no?

Sea cual sea tu rol dentro de tu organización, seguro que en algún momento te has planteado esta pregunta. En mi caso fue hace años, trabajando en un sector que nada tiene que ver con los sistemas de la información, ni los ERP, ni tan siquiera con workflows…

La mía, fue una pregunta personal, estaba decidida a mejorar en mi trabajo para poder afrontar mi doble rol en operaciones e innovación sin morir en el intento. La empresa para la que trabajaba me pedía que les ayudara no sólo en la gestión de la operativa, sino que además avanzara en nuevos servicios, y en la mejora de nuestra propuesta de valor en uno de los pilares de servicio de la compañía.

Pues bien, este fue mi camino:

  1. PASO 1: Llevaba ya años, seguro que como muchos de vosotras/os, en un bucle de medir, valorar, ordenar, cambiar, mejorar y vuelta a empezar de los procesos que hacía cada día para el desempeño de mi trabajo. No lo sabía, pero ya veía el mundo dividido en procesos. Y es que éstos, no sólo son útiles para cadenas de fabricación o grandes organizaciones, ni mi perfil es especialmente técnico como lo sería el de un ingeniero. Las rutinas y tareas son el motor de nuestro día, de las oficinas, las organizaciones y el mío propio en mi entorno doméstico.
  2. PASO 2: debía dar un paso más a los procesos. La concatenación de proceso tras proceso resultaba práctica, pero también estanca. Cuando está todo montado, cuando todo es estable y el engranaje va rodado, empiezas tu nuevo reto, y necesitas buscar cómo dar el siguiente paso, y ahí, empiezan las dificultades para alguien que “piensa en procesos” como yo.
  3. PASO 3: Buscando como avanzar… sin darme cuenta acabé investigando cómo trabajar por proyectos en mi ERP.

 

 

Lo que me gustaría es acercaros como Microsoft en su ERP Dynamics 365 Business Central desde hace tiempo nos ayuda en esta gestión de proyectos, y el enorme potencial de un módulo que a menudo no aparece en los requisitos iniciales de nuestras nuevas implantaciones, ni aparecía en mi esquema mental.

¿Lo nuevo? ¿Cómo adaptarse al cambio para que el engranaje ruede de nuevo hasta el final?

Podríamos decir que los procesos de Business Central nos dan la estabilidad que nos sustenta el negocio, la seguridad que nos da fuerza para continuar, y en sí, y la visión de qué podemos cambiar, pero a partir de ahí, en estos tiempos que nos obligan a ser “runners”, a adaptarnos, a ofrecer más, necesitamos incorporar la gestión de proyectos en nuestro día a día, como una fantástica funcionalidad con la que mantener el control mientras se avanza en innovación.

 

Autora : Raquel Casellas – Account Manager Olivia

No Comments

Post A Comment