Re-evaluar modelos de negocio gracias a la tecnología
23464
post-template-default,single,single-post,postid-23464,single-format-standard,wp-custom-logo,theme-bridge,bridge-core-2.3.6,woocommerce-no-js,,qode-page-loading-effect-enabled,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Re-evaluar modelos de negocio gracias a la tecnología

Esta semana visité mi primera feria post-pandemia, el eShow. Uno de sus principales atractivos es la posibilidad de escuchar charlas inspiradoras de personas que comparten sus experiencias ya sea desde el campo del ecommerce, el marketing digital, la logística, etc.

Esta charla no la tenía en mi agenda que me había preparado antes de acudir al evento. Y aún no me explico porque no la tube en cuenta, ya que tenía muchos elementos para hacerla atractiva y problablemente el más importante es que el ponente formaba parte de Ikea. Siempre he sido un fan de sus campañas de publicidad y de su modelo de negocio y como han trabajado la experiencia en sus tiendas y precisamente venía a hablar de re-evaluar el modelo. ¿Qué puede salir mal en Ikea? ¿Por qué plantear cambiar algo que funciona? Pues por azar, como ocurren muchas cosas maravillosas, estab sentado delante de Ramón Ramos, Líder de Expansión que nos hizo una exposición muy interesante y con pinzeladas de humor que la hicieron redonda.

Empezó hablando de cultura empresarial y la dificultad del cambio en empresas tan grandes. De como quedan inquistadas ciertas praxis y racionamientos y del orgullo del éxito que impide en ocasiones reflexionar sobre la evolución del negocio y anticiparse a cambios en la sociedad que obligan a cambiar esa cultura.

Con esta sentencia, me atrapó y encontré que resumía este último año en Olivia: «Los modelos de negocio de éxito se resisten a re-evaluarse y a no seguir por encima de las circustancias que les rodea». Ikea ya antes de la pandemia había detectado ciertos cambios en la sociedad que no ligaban con su modelo de negocio y cómo prestaban su servicio. Las nuevas generaciones eran más urbanitas, más tecnológicos y valoraban la experiencia por encima del precio. Ikea se había caracterizado por ofrecer un producto asequible con una calidad razonable. Además se encontraba en grandes centros alejados del centro donde se encontraba inspiración con montajes de dormitorios, cocinas o comedores y tu mismo cargabas con el producto y te lo llevabas a casa. ¿Cómo se traslada eso al ecommerce? ¿Cómo manter esa experiencia y dar un buen servicio sin reflejarlo en el precio? El reto era complicado pero hicieron pequeños pasos para iniciar un camino de no retorno.

Y eso me hizo reflexionar sobre como se gestó Olivia Express y que retos nos ha proporcionado iniciar ese camino. Es un cambio total de nuestra manera de ofrecer nuestro valor añadido. Muchos seguimos pensando que el modelo tradicional de implantación de un ERP no va a desaparecer a corto/medio plazo, pero las tendencias nos indican que muchas PYMES están pidiendo otra manera de colaborar con nosotros y con nuestra vocación de estar siempre un paso por delante, nos obliga a re-evaluar muchos de los procesos internos para agilizar tiempos que evidentemente se reflejan en el presupuesto final. Y no sólo eso, fruto de esa re-evaluación, las implantaciones más «convencionales» recogen esos cambios para mejorarlas y realizar pequeños cambios que poco a poco nos dirigen a un cambio más disruptivo en el futuro.

¿Lo estamos consiguiendo? Seguiremos trabajando para que la percepción de nuestros clientes, la que de verdad importa, sea la que buscamos con todos estos cambios. Ramón enseñó esta slide que me hizo reflexionar sobre como muchos de nosotros nos comunicamos en las redes, ¿realmente estamos haciendo lo que decimos?

 

Lo que estoy seguro es que estamos en el camino correcto y nos estamos replanteando muchos aspectos que todos en el sector teníamos tatuado en sangre y eran inamobibles. Habrá quien lo haga por necesidad, pero seguramente lo hará tarde y sin experiencia cuando realmente ese cambio se haya producido. O habrá quien lo haga por convicción y poco a poco irá aprendiendo a base de tests A/B. Nosotros queremos estar en ese segundo grupo y eso es precisamente lo que es Olivia Express.

Os dejo la presentación completa de Ramón porque estoy seguro que no lo explicaría mejor que él y espero que os inspire y os haga reflexionar como a mi. Y si queréis más detalles, estaré encantado de debatirlo en Linkedin.

 

Autor : David Bonet – Responsable de Marketing

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.